El coliseo de Boxeo (1)

El ministro de Deportes, Danilo Díaz, instruyó la semana pasada que fueran paralizados y desmantelados los trabajos que por instrucciones del Patronato, se hacían en el Coliseo de Boxeo Carlos Teo Cruz, con fines de instalar una cárcel de Migración.

Los informes de que dispongo cuentan que el Patronato llegó a un acuerdo con “alguien” y rentó una importante área de la instalación del ensanche La Fe, y se procedía con los trabajos de adecuación para convertir zonas en celdas.

Fue la Federación Dominicana de Boxeo y su presidente, Juan Vargas, quienes dieron la voz de alerta al Comité Olímpico Dominicano, que a su vez, a la “velocidad del rayo” se comunicó  con el Ministerio de Deportes.

La rápida intervención de brigadas del organismo oficial impidió que se continuara haciendo daños a la instalación, donde además de la Federación, están las oficinas del Comisionado Nacional de Boxeo Profesional.

Lo que no se ha podido determinar de inmediato es en base a qué un Patronato está facultado para tomar decisiones de esa índole, la que, además de causar daños a la planta física del Estado, limitaría la vida de la Federación Dominicana de Boxeo, entidad cuyas acciones, año tras años, sus atletas llenan de gloria al país, con sus actuaciones en competencias nacionales e internacionales, incluyendo dos medallas olímpicas.

Visto el hecho, obliga a preguntar ¿qué sanción aplicará el Ministerio de Deportes al Patronato de Boxeo del Coliseo Carlos Teo Cruz?

Lo cierto es que no debe ocurrir en esta oportunidad, lo mismo que con el Patronato del Complejo Acuático del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

El deporte nacional necesita una contundente sanción de este bochornoso accionar de dicho Patronato.

¡En sus manos está el pandero, señor ministro! 

TOQUECITOS… En un par de oportunidades traté en Nueva York de visitar al fraterno amigo César Medina, quien está interno en el Metropolitano Medican Center en el Alto Manhattan, pero me fue imposible. El también colega Ramón Mercedes, destacado periodista dominicano que labora en esa gran urbe, me hizo las explicaciones de la seguridad que hay en torno al área donde está recluido César y me enteró de la agradable recuperación del paciente… Qué raro se nota un “Aguilucho desde Chiquitico” vestido de colorao. Hasta su rostro no luce igual… Me refiero al jugador Rafael Ynoa, quien pasó de las Águilas Cibaeñas a los Leones del Escogido… El mismo dijo en una entrevista en mi programa de televisión Momento Deportivo, que su reacción al enterarse del cambio fue “ponerme bien triste”, pero luego reaccionó porque es un profesional del béisbol y arrancó rumbo a la Capital… Hay otro lío en la Piscina Olímpica, tratándose ahora de cancelaciones masivas de humildes servidores públicos, en un final del año. ¿Cómo es posible?


25187

Columnista

Hector Garcia - Correo Electrónico:

Facebook
Twitter Más opiniones